Home¿Qué es la blockchain?¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

Última actualización 19th Dec 2022
Divulgar

Los contratos inteligentes son esencialmente programas informáticos de ejecución automática diseñados sobre un blockchain que codifica los términos y condiciones de un acuerdo entre las partes, lo que un contrato tradicional esbozaría en hojas de papel. Almacenan y verifican reglas, y son autoejecutables.

Aunque no se ha adoptado ampliamente, el mercado global de contratos inteligentes, liderado por IBM, AWS y Oracle, está creciendo a gran velocidad y se prevé que supere los 1400 millones de dólares para 2028.

¿Qué es un contrato inteligente?

Los contratos inteligentes se refieren a protocolos de transacción de usuario a usuario autoejecutables desarrollados dentro de una cadena de bloques con el objetivo de reducir o eliminar la necesidad de un intermediario para facilitar la conversación entre las partes y, al mismo tiempo, acelerar la confianza y la transparencia.

Al igual que los contratos tradicionales, abarcan términos y condiciones jurídicamente vinculantes y formalizan las relaciones al proporcionar una base constitucional. A diferencia de los contratos tradicionales, los términos están integrados en un código computacional y se ejecutan de forma independiente a medida que se cumplen las condiciones preestablecidas. Siguen declaraciones simples de “si/entonces…” para permitir la confirmación automática del cumplimiento y la ejecución de los resultados de un contrato.

Los contratos inteligentes se encuentran en el núcleo de la tecnología blockchain. Si bien sus usos en la criptoesfera, como la regulación de organizaciones autónomas descentralizadas, son enormemente valiosas, su uso se extiende más allá de la supervisión de transacciones basadas en criptomonedas. Las soluciones de contratos inteligentes pueden dar un giro sólido a industrias clave como las legales, financieras o la agricultura, pueden mejorar la legislación gubernamental en áreas como la vivienda o los beneficios, y mejorar significativamente las tecnologías de la cadena de suministro.

A continuación, se puede encontrar más información sobre la historia y los desarrollos de los contratos inteligentes, sus procesos, beneficios, desafíos y aplicaciones de la vida real.

Historia de los contratos inteligentes y desarrollos recientes

El término “contrato inteligente” fue acuñado por el criptógrafo Nick Szabo a principios de la década de 1990 para referirse a “un conjunto de promesas, especificadas en forma digital, incluidos los protocolos dentro de los cuales las partes cumplen estas promesas”. Szabo tenía como objetivo construir “contratos estandarizados” para términos de pago complejos, que luego se pueden negociar a costos mucho más bajos.

Fue popularizado alrededor de 2017 por la Red Ethereum, la red blockchain más grande diseñada para admitir contratos inteligentes. Hoy en día, hay un puñado de redes de cadenas de bloques que utilizan contratos inteligentes además de Ethereum, en especial Binance Smart Chain, Cardano, Avalanche y Solano.

Los contratos inteligentes están reconocidos por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EE. UU., pero no se reconocen como documentos legalmente vinculantes; por lo tanto, no son exigibles. Dicho esto, varios estados, incluidos Nevada, Arizona, Tennessee, Wyoming y Iowa, han aprobado leyes sobre el uso de contratos inteligentes.

Características de los contratos inteligentes

A pesar de lo que pueda suponer el nombre, los contratos inteligentes no son “inteligentes”: no ​​son herramientas con inteligencia y no van más allá de ejecutar automáticamente pasos preprogramados. En esencia, un contrato inteligente está diseñado para realizar acuerdos como el siguiente: si la Parte A paga el precio en su totalidad, la Parte B entregará los bienes. Cuando la Parte A cumple con los requisitos (paga el precio en su totalidad), un contrato inteligente verifica el cumplimiento y lleva a cabo el resultado (entrega los bienes). Si la Parte A no cumple con los términos, los bienes serán redirigidos a la Parte B.

Dos o más participantes, individuos u organizaciones, pueden celebrar un contrato inteligente, y los términos de este pueden elaborarse tanto como sea necesario para cubrir la complejidad de un convenio. Como se desarrollan en una cadena de bloques, los contratos inteligentes son inmutables, distribuidos y autónomos.

¿Cuáles son los beneficios de los contratos inteligentes?

Los contratos inteligentes vienen con una serie de beneficios para todas las partes involucradas, sobre todo eliminando los costos generales y minimizando el error humano y las demoras que generalmente se asocian con los contratos tradicionales.

Velocidad y eficiencia

Una vez que se cumplen las condiciones, los contratos inteligentes ejecutan los resultados de inmediato. La digitalización y automatización completas eliminan la necesidad de procesar papeleo y archivar documentos, junto con los posibles errores que pueden ocurrir llevando a cabo entradas manuales. Todo esto da como resultado una reducción significativa en el tiempo dedicado a conciliar contratos.

Tarifas de intermediarios

Como procesos autoejecutables, los contratos inteligentes reducen o eliminan por completo la necesidad de intermediarios, como abogados o corredores, para supervisar los contratos entre las partes. Lo que lleva a que se eliminen las tarifas de intermediación y las demoras que generalmente se asocian con la participación de terceros.

Transparencia

El modelo de consenso distribuido que adoptan los contratos inteligentes proporciona niveles de transparencia sin precedentes. En lugar de una autoridad centralizada que supervisa las obligaciones y eventualidades, todos los registros se comparten a través de la red y, por lo tanto, es imposible manipularlos para beneficio personal.

Seguridad y confidencialidad

Los registros en una red de cadena de bloques están encriptados y conectados entre sí a través del hash. Cada bloque tiene un hash que también se puede comparar con una huella digital. Este hash identifica un bloque y todo su contenido y siempre es único, como una huella digital. Una vez que se crea un bloque y se agrega a la cadena, se calcula su hash.

Cada bloque no solo tiene su propio hash, sino también el hash del bloque previamente vinculado. Por ejemplo, el primer bloque de la blockchain de bitcoin tiene un hash de 4ft678. Ahora, el segundo bloque de la cadena no solo tiene su propio hash: 75e93p, sino también el hash del bloque anterior, que es 4ft678. Así es como se interconectan los diferentes bloques entre sí.

Cambiar o manipular cualquier registro o datos en el bloque dará como resultado que se cambie el hash del bloque. Supongamos que alguien cambia los datos en el segundo bloque. Ahora, en este tipo de situación, el hash ya no será 75e93p, sino que se convertirá en otra cosa, digamos 55c36t. Sin embargo, el tercer bloque seguiría reflejando el hash del bloque anterior como 75e93.

Entonces, si los piratas informáticos quieren corromper la red blockchain, tendrían que cambiar el hash de cada bloque de la cadena, lo cual es prácticamente imposible. Esto implica que una red blockchain es extremadamente difícil de piratear: cualquier intento de manipular un bloque de registro da como resultado la ruptura de toda la cadena y, por lo tanto, es muy fácil de detectar.

¿Cuáles son los desafíos en el uso de contratos inteligentes?

A pesar de sus ventajas sobre los contratos tradicionales, los contratos inteligentes también presentan desafíos únicos causados ​​por sus limitaciones.

Falta de flexibilidad

La inmutabilidad de los contratos inteligentes elimina casi por completo la flexibilidad, ya que es imposible modificar los términos y condiciones establecidos en un contrato inteligente ya implementado. Esto significa que las reglas que definen el contrato deben estar perfectamente definidas y ser satisfactorias, y los desarrolladores del código deben actuar con la máxima cautela y cuidado.

Necesidad de un conjunto de habilidades especializadas

La experiencia técnica es un obstáculo clave en el camino de la adopción generalizada de contratos inteligentes. Las partes requieren un experto con un conjunto específico de habilidades para codificar y leer el acuerdo en el momento del despliegue. En tales casos, es posible que las partes deban confiar en los servicios de abogados con especialización en blockchain, lo que genera costos adicionales.

¿Cuáles son las aplicaciones en la vida real de los contratos inteligentes?

Las funciones principales de los contratos inteligentes, como el almacenamiento de datos, la confidencialidad y la autenticación autónoma, permiten que la tecnología se utilice en una variedad de áreas e industrias, a pesar de su adopción relativamente limitada por el momento.

La gestión de la cadena de suministro puede ser el uso más realista y aplicable de los contratos inteligentes. Un modelo de activación automatizado puede agilizar significativamente el envío y la entrega de productos, y minimizar las interrupciones al mismo tiempo que genera respuestas rápidas a eventos inesperados.

Home Depot ya comenzó a usar contratos inteligentes para resolver disputas con los proveedores. La tecnología permite a la empresa tener comunicación en tiempo real y una mayor visibilidad de la cadena de suministro, fortaleciendo la relación con los proveedores.

La agricultura es otra industria clave que se beneficia de la tecnología blockchain para desarrollar aún más la práctica para que esté más integrada y simplificada. La blockchain mejora la trazabilidad de la información en la cadena de suministro de alimentos y, por extensión, promueve la seguridad alimentaria.

AgriDigital, por ejemplo, es una solución de gestión de productos básicos especializada para la industria de los cereales, que proporciona transparencia “desde el prado hasta el plato” para los consumidores, así como pagos en tiempo real a los productores y una mayor eficiencia para los intermediarios.

Los contratos inteligentes en blockchain también ofrecen un futuro prometedor para otras industrias clave, principalmente las legales. A pesar de no ser reconocido como una fuerza legalmente vinculante a nivel federal, varios estados ya han permitido estandarizar su uso para documentos legales: California ha estado emitiendo certificados de matrimonio a través de tecnología blockchain, mientras que en Arizona constituyen documentos exigibles.

El futuro de los contratos inteligentes

Los contratos inteligentes están ganando terreno en múltiples apartados a medida que las industrias amplían sus implementaciones tecnológicas, sobre todo en la gestión de cadenas de suministro, mientras que otros sectores cruciales, como el gobierno y los servicios públicos, aún luchan por experimentar un desarrollo transformador de blockchain debido a los desafíos mencionados anteriormente.

También se espera que el asombroso crecimiento de los dispositivos conectados a IoT genere un mayor uso de contratos inteligentes, lo que hace que sea relevante abordar sus desafíos y definir sus posibles áreas de uso para una adopción completa.

Preguntas frecuentes

¿Cómo funcionan realmente los contratos inteligentes?
¿Cualquiera puede escribir un contrato inteligente?
¿Los NFT son contratos inteligentes?
¿En qué lenguaje están escritos los contratos inteligentes?